Menu Principal

Inicio
Documentos Regulatorios
Servicios Cientifico Tecnicos
Fabricantes Inscritos
Equipos Registrados
Vigilancia de Equipos Medicos
Tarifa de Precios
Radiofisica

Recursos

Preguntas Frecuentes
Servicio de Asesoría
Biblioteca
Contactos

 

 

Enlaces

AENTA

CPHR

CECMED

OPS

CDF

CENCEC

CNSN

OMS

INFOMED

Equipos Registrados

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

 

Los equipos registrados son aquellos que han pasado satisfactoriamente el proceso de Evaluación y Registro.

El Certificado de Registro se emite para cada equipo médico con sus aplicaciones. Este certificado admite dos pórrogas con una vigencia máxima de hasta 5 años cada una.

 

Existe un conjunto de Equipos médicos con Certificado de Registro Vigente.

Equipos Vigentes Registrados desde el año 1992-1997

Equipos Vigentes Registrados desde el año 1998-2003

Equipos Vigentes Registrados desde el año 2004 -2007

Equipos Vigentes Registrados en el año 2008 - 2010

Equipos Vigentes Registrados en el año 2011

Equipos Vigentes Registrados en el año 2012

Ventajas del Registro Sanitario de Equipos Médicos:

  • Demostración, mediante evidencias científicas, del cumplimiento de los requisitos de seguridad y eficacia del equipo médico registrado.
  • Definición de las aplicaciones médicas del equipo registrado, acordes con su diseño y prescripciones para el uso.
  • Identificación e investigación rápida de eventos adversos asociados al equipo médico.

Bondades del Procedimiento para Registrar un Equipo Médico:

  • Reconocimiento de los Registros Sanitarios obtenidos en terceros países. Esto implica que se acepta la evidencia clínica y técnica presentada, sobre seguridad y eficacia.
  • Adecuación del proceso de evaluación de los equipos de acuerdo a su clasificación por riesgos. Para las clases de menor riesgo se simplifica notablemente este proceso.
  • Rapidez en los procesos. Los plazos establecidos, contribuyen a una rápida introducción de los equipos al SNS.
  • Imparcialidad y profesionalidad en los procesos de evaluación y registro.